lunes, 28 de junio de 2010

Nada sucede por casualidad

Me ha llegado por internet esta historia que quería compartir porque me ha tocado el corazón y de verdad creo que nada es casualidad, todo lo que haces el Universo de alguna manera te lo recompensa en el futuro, dejemos que esta historia inspire nuestras vidas...

Un día, un muchacho pobre que vendía mercadería de puerta en puerta para pagar sus estudios vio que sólo le quedaba una simple moneda de diez centavos y tenía hambre. Decidió pedir comida en la próxima casa. Sin embargo, los nervios lo traicionaron cuando una encantadora joven le abrió la puerta. En vez de comida, le pidió un vaso de agua. Ella pensó que el joven tendría hambre y le dio un gran vaso de leche.

Él bebió despacito y después le preguntó: 
-¿Cuánto le debo? 
-
- No me debes nada - respondió ella. Y continuo - Mi madre nos enseñó a no aceptar pago por una caridad. -

Cuando Howard Kelly
 salió de aquella casa, no sólo se sintió mas fuerte físicamente, sino que también su fe en Dios y en los seres humanos era más fuerte. 
Él ya se había resignado a rendirse y dejar todo.

Años después, esa joven enfermó gravemente,Los médicos de su pueblo estaban confundidos y finalmente la enviaron a la ciudad más cercana, donde llamaron a un especialista para estudiar su extraña enfermedad. Llamaron al doctor Howard Kelly.

Cuando el médico escuchó el nombre del pueblo de donde era ella, una extraña 
luz iluminó sus ojos. Inmediatamente, vestido con su bata de médico, fue a ver a la paciente.
 Reconoció inmediatamente
a aquella mujer y se propuso hacer todo lo posible para salvar su vida. Le dedicó una atención todavía más especial a aquella paciente y después de una dura lucha por la vida de la enferma, se ganó la batalla.

El Dr. Kelly pidió a la administración del
hospital que le enviara la factura total de los gastos. La pagó y después anotó algo y mandó que se la entregaran a la paciente.


Ella tenía miedo de leer el documento, porque sabía que tendría que invertir el resto de su vida para pagar todos los gastos.
Finalmente, leyó la factura y algo le llamó la atención. Decía lo siguiente: "Totalmente pagada hace muchos años con un vaso de leche: 
Dr. Howard Kelly."
Lágrimas de alegría brotaron de los ojos de la mujer y su corazón feliz rezó: “Gracias Dios, porque tu
 amor se manifestó en las manos y en los corazones humanos."


En la vida nada sucede porque sí, lo que haces hoy mañana puede hacer la diferencia en tu vida. Disfruta de tu hoy.

12 comentarios:

luciérnaga dijo...

Este post vuelve a llegar en un momento de mi vida causal y casual, me dice que continúe aquí en avatar. Una vez, ya me ocurrió hace más o menos tres meses. En aquel momento contándole a una amiga lo que me había ocurrido… hablamos de que en la vida aparte de la casualidad existe algo más fuerte que es la causalidad. Hoy, increíblemente esta causalidad se hace efectiva en mí. En esta entrada, vuelve a aparecer la historia que ese día mi amiga me cuenta, “la misma historia del. Dr. Howard Kelly “
La historia se repite, cuando algo se repite en nuestras vidas, quizás sea porque tengamos que poner una atención especial en ello ¿no es así? A mí esto me dice y me dijo en su momento que debo seguir aquí leyéndoos, porque esto que me aportáis TODOS no es solo casualidad…

Gracias a TODOS por inundarme de CAUSALIDAD en este momento presente de mi vida.

lara dijo...

Parece una historia infantil... por eso me gusta

DEMOFILA dijo...

Ésta es una historia que suele repetirse muchas veces a lo largo de nuestras vidas, según comos nos portemos con los demás, así se portarán los demás con nosotros.
Por eso no se entiendo cuando en algunas entradas de este blog se dice que no debemos ayudar a los demás cuando no saben encontrar su camino, creo que hay que ayudar a los demás en todas las circunstancias de la vida, y después, a todas las personas que ayudemos nos las podremos encontrar a lo largo de nuestras vidas, y nos puede pasar lo que pasa en la historia de esta preciosa entrada, que tiene un final maravilloso.
Un beso para todos los comentaristas de este mágnifico blog, que aportan mucho a todos los que participamos y a Antonio, por llevarlo para adelante y por sus mágnificas entradas.

Julieta dijo...

Gracias.

Nakrama dijo...

Supongo que hay muchas cosas que no ocurren por casualidad (en mi caso, la mayoría de las veces), y también supongo que pensar de esta manera da cierta seguridad, consuelo y a veces, hasta algo de control sobre las circunstancias.
Pero también vuelvo a suponer que a veces hay cosas que suceden y no tienen un por qué (o tal vez no seamos capaces de encontrarlo)y es entonces cuando saber la causa ya no es lo más importante, sino saber aceptar lo que es, aunque no le veamos sentido. Encuentro este trabajo más arduo, pero incluso más enriquecedor, pues, quien trabaja con la incertidumbre y no le importa tener que hallar siempre todas las respuestas creo que ha encontrado lamayor de las seguridades.
Un abrazo

luciérnaga dijo...

Hay preguntas que no tienen respuestas para muchos de nosotros.Los ángeles para mi existen.
La vida es como un puente ,solo dejarnos conducir al otro lado.
¿Crees tu en los ángeles?
Gracias.

Anónimo dijo...

Pues yo voy a aportar un comentario crítico y discordante:

Muy bonito, sí. Parece una historía infantil, sí. Y de hecho diría que en gran parte lo es.

Me explico:

Queda precioso porque el gesto de la chica se ve recompensado en la historia. Digamos que es una bonita historia "ad hoc".

Pero:

¿Y cuando no es así? ¿Y cuando das mucho de tu parte y se te devuelve indiferencia o ingratitud? ¿Y cuando la gente se limita a tomar y tomar pero cuando llega el momento en que uno necesita ayuda entonces adiós? ¿Qué ocurre cuando simplemente se aprovechan de ti y cuando ya han sacado todo lo que han podido adiós muy buenas?

¿Sigue valiendo entonces esa tesis de que "Todo lo que haces el Universo te lo recompensa en el futuro"?

Pues eso. Lo dejo como otro punto de vista. Quizá no sea tan maravilloso como lo que se cuenta en la historia pero diría que también es muy real. Así que ahí dejo la pregunta:

¿En esos casos qué?.

Saludos. Neo.

Avatar Psicologos dijo...

Creo que sinceramente las cosas no ocurren por casualidad y que siempre tienen un sentido, aunque muchas veces no seamos capaces de verlo o, como dice Nakrama, éste sea simplemente que aprendamos a aceptar "lo que es" y dejemos de perder tiempo en el esfuerzo inútil de pelearnos contra la realidad.

Cuando haces algo sincero por los demás el Universo ya te está recompensando Neo, porque el que mejor se siente cuando hace algo por otro es uno mismo. Si de vuelta viene indiferencia o incluso agresión, sigue siendo un regalo, si somos capaces de ver como eso nos afecta y como estamos apegados todavía a la aceptación, valoración o atención de los demás. Si logramos ser conscientes de que nuestro dolor es provocado por nuestra "necesidad" de recompensa estaremos dando el primer paso hacia nuestra libertad y el Universo nos habrá ofrecido en forma de oportunidad el mejor regalo. Estoy seguro que, una vez superadas nuestras necesidades, podremos seguir disfrutando de las múltiples sincronicidades que hay en nuestra vida.

DEMOFILA dijo...

NEO, efectivamente, hay veces que das mucho por tu parte y no recibes nada a cambio (a mí me ha ocurrido varias veces), en esas ocasiones no te tienes que arrepentir de haberlo hecho si verdaderamente lo has hecho con buena voluntad y con cariño hacía la persona a la que has ayudado; si ella no te lo ha agradecido es su problema no haberlo sabido agradecer, en tí queda la satisfacción de haber ayudado a una persona, dentro de tus posibilidades, y poder estar orgulloso de haberlo hecho, sin esperar nada a cambio.
Cuando se ayuda a una persona de corazón no se debe esperar nada a cambio, si la ayuda es agradecida, eso es una alegría para el que la hace, pero nada más que eso.
Esta es solo mi opinión sobre el tema.
Un saludo a todos y a tí Julia un abrzo.

luciérnaga dijo...

A ver si consigo explicarme, mi nivel académico es bajo ya que no fui buena estudiante. Se que alguno de vosotros tiene un nivel alto y que además habla con conocimiento sobre el tema, pero aun así. yo que suelo ser bastante melona. Sigo pensando que casualidad,causalidad ,sincronicidad están bastante relacionadas. Es lo que siento después de estar viviendo mi vida.De todas formas intentaré mirar informarme un poco sobre esto.

Neo, yo hoy pienso como dicen desde avatar, que el que mejor se siente haciendo por algo o por alguien es uno mismo, eso es muy importante. Nuestras necesidades... solo nosotros sabemos de ellas, luego las reconocemos, afrontamos y después magicamente desaparecen, una vez que ya no están, te sientes bien solucionamos,seguirás siendo tu: ayudando, estando... Realmente te hace sentir bien, pues adelante tu eres quien tiene el poder para hacer que te sientas bien.Es así es sencillo,tonto ingenuo pero es lo que siento mucho es... Gracias como siempre a cada UNO de vosotros.

La Maga dijo...

Sí, el UNIVERSO o la VIDA te devuelven lo que has dado y muchas veces de forma sorprendente.
Yo ahora estoy recibiendo todo eso que dí en su día. Entonces me sentía víctima, pensaba que solo daba y que no recibía, y ahora me encuentro recibiendo todo lo que dí. Lo que recibo es a veces sorprendente y creo firmemente en que uno sólo recoge las semillas de lo que siembra.
Yo sembré, no por necesidad de recibir, sino por que sólo me salía dar y entregar. Y ahora estoy recogiendo, recibiendo, y doy gracias por ello. A la primera a la que se las doy es a mi misma, por ser como soy y haber sido como fui, sin remordimientos ni resentimientos hacia el otro.
También analizo lo que no recibo y veo lo que yo nunca dí; y eso me hace reflexionar sobre lo que he de cambiar.

Gracias a todos.

DEMOFILA dijo...

LUCIERNAGA, el nivel académico que tenemos no importa para interpretar una entrada, lo que importa es la inteligencia y el buen hacer de las personas.
Yo tampoco tengo estudios universitarios, pero tengo los estudios de haber trabajado muchos años y los que da la escuela de la vida, supongo que tú tendrás los mismos.
Llevas razón en que si una persona ayuda a otra, el ayudar sirve para que uno se sienta satisfecho de haberlo hecho, indepedientemente de que te de algo a cambio o no, la cosa es haberlo hecho de corazón y sin esperar nada a cambio.
Si uno hace algo por uno mismo, no es malo quererse a uno mismo, al contrario, debemos querernos a nosotros mismos, y cuidarnos, porque nadie nos cuidará, si no nos cuidamos nosotros.
Nunca nos debemos infravalorar ni setirnos inferiores a los demás por nada, nadie es más que nadie por nada ni por muchos estudios que tenga, los títulos no dan la sabiduria.
Un saludo, adelante y sé valiente.