lunes, 18 de octubre de 2010

Papás y mamás

video
56 mujeres han sido asesinadas en 2010 por sus parejas... demasiadas.

Bueno, demasiadas sería 1. Cincuenta y seis vidas me dejan sin palabras.
Donde no nos tenemos que quedar sin palabras es a la hora de denunciar todos y cada uno de los actos de violencia que percibamos. Los maltratadores se esconden en la vergüenza de las maltratadas, en el mirar para otro lado de amigos y vecinos, para seguir justificando su miedo a través del control y la violencia. Pero si cerramos los ojos... ¿qué estamos enseñando a nuestros hijos? El otro día Toñi, encargada con Sylvia de la atención a niños/as y adolescentes, me decía "estoy alucinando con la cantidad de niñas jóvenes que están sufriendo agresiones por sus parejas".
Parar esto es misión de todos, ante la violencia, tolerancia cero.
La violencia, los celos, las limitaciones, los controles, no son amor, es miedo, y superar nuestros miedos es responsabilidad de cada uno de nosotros. Ayudar a los maltratadores a que asuman sus miedos y no los escondan en la agresión a sus parejas es responsabilidad de todos, no nos cayemos, por favor, una vida es mucho... cincuenta y seis... sin contar las que no mueren pero que viven cada día llenas de miedo, de dolor, de angustía... cada vez que te pilles siendo violento/a (de una u otra manera) no te justifiques, es miedo. Supera tus miedos, expándete, no te defiendas, crece...

El Amor es desear lo mejor para la otra persona aunque a mi no me venga bien, respetar sus decisiones aunque contradigan las mías, escuchar lo que no quiero oír tanto como lo que me halaga y si decido que no es lo mejor para mi dejar que la otra persona siga su camino para darnos la posibilidad de encontrar lo que cada uno deseamos. Intentar cambiar al otro contra su voluntad, chantajear, presionar, insultar, pegar, mentir... para conseguir lo que nosotros deseamos no es Amor, es Miedo.
Aprendamos a vivir en el Amor, traspasemos nuestros miedos.

Para ver este video y otros visitar la página de sus autores en: http://saladeproyeccion.blogspot.com/2006/05/paps-y-mams-daddies-mummies-2005.html

miércoles, 6 de octubre de 2010

Yo elijo, agradecimiento y conclusión.

Queríamos agradeceros profundamente vuestras ideas en el post anterior porque nos consta que esas elecciones que cada uno habéis hecho y compartido han servido de inspiración a los demás. Confiamos en tener ahora la fuerza para mantener nuestros compromisos y seguir caminando por ese camino elegido porque, aunque sabemos que es mucho más difícil elegir que dejar que los demás elijan por ti, sin duda ese esfuerzo redundará en nuestra libertad personal y nuestra felicidad.

Queremos cerrar esta idea con las palabras de una gran maestra, Virginia Satir, cuyas investigaciones en el campo de la terapia familiar dejaron una huella muy profunda en nosotros como terapeutas que compartimos que "una familia que estimula y aprecia las diferencias individuales, tolera los errores, donde la comunicación es abierta y las reglas de convivencia son flexibles, forma mujeres y hombres plenos".

"En todo el Universo, no hay otra persona exactamente igual que tú. Yo soy yo, y todo lo que soy es único. Soy responsable de mí misma, tengo todo lo que me hace falta aquí y ahora para vivir plenamente. Puedo escoger manifestar lo mejor de mí misma, puedo escoger amar, ser competente, encontrarle un sentido a la vida y un orden al Universo, puedo escoger desarrollarme, crecer y vivir en armonía conmigo misma, con el resto de las personas y con Dios. Soy digna para ser aceptada y amada exactamente como soy, aquí y ahora. Me amo y me acepto, decido vivir plenamente desde hoy."
Virginia Satir