lunes, 26 de enero de 2009

De viajes y caminos

El aeropuerto es un lugar mágico, cruce de aventuras, ilusiones, deseos, miedos, encuentros, emociones... Cada persona con la que compartes espera va acompañada de una historia personal única y en ese lugar todas se cruzan como los destinos lo harán luego en el aire.

Hay motivos muy diversos para viajar y de todos ellos sólo las despedidas, del tipo que sean, parecen tener un componente negativo. Aunque toda despedida tiene sabor a reencuentro, el partir es el primer paso del retornar, igual que el retorno es el primer paso del marchar. A veces emprendemos viajes que deseamos con todo el alma, por el lugar, las expectativas o las personas que nos vamos a encontrar; otras lo hacemos a empujones, las menos contra nuestra voluntad y deseo. Son estos últimos viajes los más difíciles de de emprender, clavamos las uñas en el suelo y nos resistimos con todas nuestras fuerzas a partir, como si no entendiésemos que ese es el primer paso para un nuevo encuentro. Un encuentro que, sin duda, superará al anterior con algo diferente, más profundo, más avanzado.

Vivimos una vida en la que es imposible retroceder, no podemos ir hacía atrás por más que nos empeñemos, solo se puede avanzar, ir hacia delante. Como mucho, si le ponemos a la resistencia verdadero empeño, podemos conseguir movernos en círculos durante un tiempo, retrasar el avance, coger aire para afrontar el reto, fuerza para superar el miedo... pero, inevitablemente, no importa cuales sean nuestras resistencias, el único camino posible es hacía delante. En nuestros intentos vanos por no avanzar en ocasiones nos perdemos por angostos caminos que retrasan nuestro encuentro con el destino, o tratamos de coger siempre el mismo camino con la fantasía de que alguna vez nos lleve a otro sitio, somos capaces de parar a descansar cada dos pasos, pero no podemos luchar contra nuestra esencia de seres vivos que nos dicta que solo podemos estar en movimiento. El día que conseguimos quedar completamente estáticos morimos y ese es otro viaje que suena a apasionante, por lo menos por lo desconocido de su destino.

Hay personas que recorren veloces el camino, sin mirar a los lados, como si transitasen por un terreno hostil en el que pararse significase poder ser agredidos. en el otro extremo encontramos aquellos que se tumban en el camino, se aferran al suelo y avanzan reptando, milímetro a milímetro, en la dolorosa seguridad de sus camas abrigadas por enfermedades o depresión. Existen mil posibilidades y, entre ellas, están en el centro las personas que avanzan al ritmo que les marca la vida, que se dejan fluir por lo que el destino les pone en su camino, a veces zonas de peligrosos rápidos, a veces lagos de aguas tranquilas, pero siempre disfrutando de la belleza de los lugares por los que transitan, por mucho que esta belleza esté a veces escondida tras zonas oscuras. Son personas que se llenan con lo que cada uno de los compañeros de viaje que se encuentran les ofrece, sean regalos o difíciles retos; que se dejan seducir por las piruetas del destino confiando en la sabiduría última del Universo, son esas personas que han encontrado la magia del equilibrio y que desde la admiración y el agradecimiento son libres, fin último de todo viaje, empiece este en un aeropuerto o en el primer paso que damos tras salir de la cama.

Buen viaje!

17 comentarios:

Rocio dijo...

En nuestro aeropuerto interior, todos llevamos una gran pantalla de información con los horarios y fechas de las salidas y llegadas de nuestros propios vuelos y de gran parte de los que nos rodean y, que, de una manera u otra nos van acompañando en nuestros viajes, viajes interiores, viajes virtuales, viajes de placer….

Hay algunos vuelos que llegan de manera puntual, otros lo hacen con un retraso aceptable, y, en otros casos no llegan , e igual ocurre con las salidas.

Tanto en las salidas como las llegadas, hay en gran parte de ellos un trasfondo de intento de evasión, y en algunos casos de huida.

Pero, tarde o temprano, se hace irremediablemente necesario emprender el vuelo que nos lleve hacia nosotros mismos y nos deposite en el destino correcto.

Yo, me siento extremadamente afortunada por haber podido coger el vuelo ON TIME con la compañía aérea adecuada, y por haber disfrutado enormemente del viaje hasta llegar a mi destino, un lugar maravilloso lleno de luz y de imágenes que me hacen permanecer en un perfecto equilibrio y que me enseñan cada día que todo es posible mientras sepamos quiénes somos, dónde estamos y hacia dónde vamos en TOTAL Y ABSOLUTA LIBERTAD.

Bsos

el piano huérfano dijo...

En nuestro viaje; envejecer es obligatorio crecer es opcional.

Julieta dijo...

Me ha gustado especialmente esta entrada...

Hay una película de esas de "sabor de chocolate", Love Actually, que empieza y acaba en un aeropuerto. La voz en off dice algo así como que cada vez que duda del amor, de su existencia o su presencia, va a la terminal de llegadas de un aeropuerto, porque allí, en los reencuentros, en las llegadas, en los aterrizajes... está el amor..

Para mi lo más importante es Viajar Conscientemente. Eso no significa Viajar con ganas necesariamente... significa saber que se viaja.. saber que se va a algún sitio... saber que se viene... que se vuelve, que se llega... porque en el viaje, tan importante es el destino como el camino... ¿o no?

MC dijo...

Hace años para mi los aeropuertos eran parte del viaje, del camino, del aprendizaje en la vida. Hoy son meras lanzaderas, necesarios instrumentos para un fin: llegar al final, sin pensar en el camino que se recorre. Antes los viajes tenían algo de rito iniciático, hoy son meras luchas de poder sin sentido. Aunque la ilusión del camino y el camino en sí siguen merciendo la pena.

el piano huérfano dijo...

dejame llorar en tu puerta
como en la orilla del mar
dejame llenar el mar con mis lágrimas, dejame sentir como duele, dejame sentar en tu puerta, cerrada, dejame dejar mi pena alli y largarme feliz.

dejame llorar
para ver crecer mi añoranza
poder perdonar aquellos que añoro tanto y no los tengo
dejame dejar mi perdón en tu puerta
para largarme aliviada

sabes, me espera un vuelo, otro viaje; un viaje de placeres y penas, dejame vivirlas, sentirlas
dejame volar para poder vivir

Avatar Psicologos dijo...

Rocío, espero que disfrutes enormemente de ese destino donde todo es posible y que, a partir de ahora, todos tus viajes sean a esos lugares que tú eliges porque adornan tu experiencia, alegran tu vida y enriquecen tu alma.

Piano, muchas gracias por tu hermosa poesía, eres un alma libre que sin duda merece volar, primero en un viaje al perdón con escala en la rabia, luego directa a la libertad, a la elección, lejos, muy lejos, de puertas cerradas, cerca, muy cerca, de tu precioso corazón expandido.

Julieta, esa pelicula es preciosa, desde su contenido, hasta sus formas y encima te regala unas risas así que... me voy a buscar un huequito entre el frío para volver a verla. Y estoy contigo, los viajes conscientes, disfrutando del camino como del destino y siempre eligiendo destino.

MC, a veces no es el lugar lo importante sino lo que simboliza para nosotros, ya sabes, no podemos elegir lo que la vida nos depara pero si lo que hacemos que hacer con ello y como lo interpretamos. Confío en que el camino siga despertando tu ilusión y que sigas disfrutando de cada uno de tus pasos.

DEMOFILA dijo...

Mi viaje comenzó el día de mi nacimiento, era un aeropuerto hostil, en mi casa todos esperaban un varón, según me han contado luego, cuándo tenía uso de razón para comprender que no fui deseada o bien recibida.En el mismo aeropuerto crecí,con poca felicidad,con muchos problemas y dificultades. Mi adolescencia, en el mismo camino, en el mismo aeropuerto, muy díficil, tanto que aún me duele. Dicen que hay que olvidar el pasado, pero a veces no se puede, aparece delante de ti como un fantasma, para recordarte que tu, tu vida, tu presente y tu futuro están marcados por este inicio de viaje, que has hecho sóla, sin compañia, hacía un camino que la vida te ha impuesto, desde que nacistes, y del que no te ha dejado desviarte, cuándo lo has intentado te ha regalado problemas, amigos que no gustaban en tu casa, a tu madre, y que te causaban problemas, sólo amigos, buenos amigos, pero que no gustaban en tu entorno familiar. Ayer ví una pelicula, antigua, buena pelicula, de Bette Davis, no me acuerdo ahora mismo del nombre, lo buscaré y se lo diré a mi Búho, una madre autoritaria, mucho, una hija acomplejada, un psicológo que la ayuda a salir del pozo y de las garras de su madre, y logra salir con esa ayuda. Yo no tuve un psicológo para ayudarme a salir del pozo de mi vida, tuve que hacerlo sóla, una vez que estuve casi en coma, por un corte de digestión, vi un largo tunel con una fuerte luz al final, yo me sentía retroceder con mucha velocidad, hasta que llegué al suelo, yo tendida, mi madre llorando y haciéndome la respiración artificial, no sabía donde estaba, me gustaba la fuerte luz al finaldel tunel, me hubiera gustado quedarme alli, tenía 21 años, una vida sana y con esto no hubiese pasado en el camino de mi vida lo que he pasado. Mis caminos tortuosos no están en los aeropuertos, ni mis viajes están programados, me los programa la vida. Acabo de tener un fuerte dolor de muelas, estoy cansada de los dolores, de los médicos, de las pruebas y de mi vida, mi vida me agota, va apoder conmigo, no tengo fuerzas para seguir, los ojos se me empañan, no voy a poder escribir más en este blog, siempre acabo llorando, pensando en mi pasado, mi presente y mi supuesto futuro, ¿Lo tendré?. No lo sé, la vida nunca me ha tratado bien, la muerte puede que lo haga, como dice Avatar Psilológos es una incognita lo que hay detrás, quizás sea mejor que lo que tengo ahora, aunque me duelo mi familia, mi marido, mis hijos, mis nietos. Ellos son los que me hacen agarrarme a un clavo ardiendo, aunque me queme el alma, y me duela el corazón, la mente fría, congelada, siempre alerta para lo que me espera después, espero que esta vez sea un camino de rosas, con una bonita puesta de sol al final, una montaña, y un gran árbol llenos de duras manzanas, que pueda masticar libremente. Después de mi enfermedad, con siete meses de baja, aprecio más la belleza de la naturaleza, siendo más dentro de mí, pero a veces, cuándo veo que no resurjo de las cenizas, mi alma se congela y mi corazón vuelve a endurecerse, mi mente se ofusca, y no encuentro la salida, ni el aeropuerto, ni la puesta de sol, ni la montaña, ni el árbol, ni aprecio la belleza de la naturaleza. La vida es dificil, mucho, por lo menos para mí.

DEMOFILA dijo...

Son las 10 de la mañana. El día ha amanecido lloviendo, pero yo distinta. Mas alegre, veo el amanecer al final del camino, la montaña, el gran árbol, todo lo veo con más luz, con más sol, y con un arco iris precioso, de distintos colores. Ha desaparecido el dolor, a las 12 voy a un dentista, amiga de mi hijo, que me va a mirar la muela, siempre escribo de angustias, de tristeza, mi vida no puede ser así, yo conseguiré que todo cambie, ahora tengo quién me ayude, como la protagonista de la película que comenté ayer, sólo ayudarme, no librarme de ninguna atadura, y lo vamos a conseguir. Esta mañana estoy contenta, a pesar de la lluvia. Solo quería dejar reflejado esta alegría que siento esta mañana, no quiero que solo queden reflejadas en estos blogs mi tristezas, quiero hacerle partícipe de mi alegría de vivir, de todos los colores que veo en mi arcoiris, y de que espero que la vida de aquí en adelante me señale un camino liso, sin obstáculos, por el que yo vaya diligente, derecha, con la cabeza alta, como siempre he ido, y la mente, el alma y el corazón libres de todo lo que hasta ahora me ha dado tanta angustia.

Avatar Psicologos dijo...

Me alegro mucho de que tu día haya amanecido con luz más allá de la lluvía que lo acompaña. Todavía quedan escollos que superar, pero lo importante es mantener siempre en mente que tras la tormenta siempre viene la calma. En este precioso lugar en el que vivimos el sol y la calma son abundantes, las tormentas fugaces y breves, espero que tu vida muy pronto tenga los mismos porcentajes que la tierra que tanto amas.

el piano huérfano dijo...

Entre viaje y viaje
intento vaciar mi muchila de cosas que ya no hacen falta y llenarla de nuevas iluisiones, cosas nuevas, y me sorprende que dificil es despedirse de todo aquello que mi hico daño, si la logica es que lo mas facil es tirar pronto de la muchila las piedras pesadas inutiles, sin embargo, estas piedras tienen un poder de la leyde la gravitacion universal, atrae

Mod dijo...

Buenos dias a todos:

Despues de seguiros atentamente a todos en vuestras reflexiones, pienso que todos teneis razon.

La vida es un sin fin de viajes algunos maravillos y otros tortuosos pero necesarios.

Yo por mi parte os puedo decir que este fin de semana he terminado un viaje que a pesar de haberme mostrado cosas maravillosas tambien ha habido tramos peligros y oscuros que ha hecho que aprenda mucho de la vida y madure.

Pero por fin he llegado a mi destino y ahora solo tengo que prepararme para mi proximo viaje, que seguro que va a ser estupendo, ya os contaré...

saludos a todos

Avatar Psicologos dijo...

Enhorabuena Mod! y toda la suerte del mundo para las experiencias escondidas en nuevos viajes.

Avatar Psicologos dijo...

Desde luego que es difícil, toda piedra ha estado en nuestra mochila para algo y quizá solo cuando podemos poner algo en su lugar estemos en disposición para dejarla ir... y aún así sigue siendo difícil dejar atrás aquello que durante tanto tiempo nos ha acompañado.

Pero desprendernos es indispensable para ser libres.

DEMOFILA dijo...

Hoy he estado en un aeropuerto fabuloso, en la sobremesa de la comida homenaje de jubilación de un compañero de trabajo, estábamos todos los carrocillas y también gente joven y nueva en el Ayuntamiento, en la sobremesa, conmigo, ha entrado nuestra Alcaldesa con Javier Arenas, !qué lujo¡, políticos e hipócritas, Javi, para los amigos, me ha dado dos besos, y nuestra edil también, pero lo que más me ha gustado han sido los aplausos y besos de mis compañeros, me echaban de menos y se han alegrado mucho al verme con mi marido, nos habían guardado dos sitios en una mesa. Este aeropuerto estaba abarrotado, pero el viaje ha sido fabuloso, feliz, como si estuvieras lebitando sola, sin poner los pies en el suelo, me sentía ligera, como si no pesara, como una pluma cuándo se deja llevar por el viento, y va donde el viento la lleva, sin oponer resistencia, y dejándose acariciar con todo el cariño del mundo. Después, a un Pub, a bailar, otro aeropuesto, más pequeño, pero igual de abarrotado, sola, sin marido, no le apetecía venir. He bailado mucho, bastante, y me he movido igual que la pluma que lleva el viento, dejándome llevar por la música, que me envolvía cariñosamente, como rozándome con un beso, que se alternaba con los besos de mis compañeros, me han dicho que marco escuela con mis bailes, me ha gustado,he saltado, brincado, y volado en el pub por encima de todos, he lebitado de nuevo, luego he bajado, he puesto los pies en el suelo, cansada pero contenta y feliz, mucho, aún me canso, es mucho el tiempo que llevo sin bailar y sin pasarlo bien, hoy ha sido fabuloso, me he sentido querida por todos, como envuelta en un halo de cariño que me rodeaba y me abrazaba, he vuelto a casa cansada, muy cansada, pero cuándo he llegado al aeropuesto de mi hogar he pensado en haceros participes de esta experiencia mía, que me ha hecho ver que nada dura siempre y que cada momento que se nos presente lo debemos vivir a tope, sin pensar en el pasado ni en el futuro, gozando del regalo que nos da el presente, que es lo que tenemos en las manos en este momento, no estropear el presente con preocupaciones pasadas o futuras, gozarlo y aprovechar lo que la vida nos da en estos momentos. Por favor, sed felices, nos lo merecemos por lo mucho que hemos pasado todos, tenemos que aprovechar momentos como éste en la vida y disfrutarlos a tope, eso es lo que nos queda, lo demás no importa.

Rocio dijo...

Bueno Demófila, tan sólo te conozco por tus comentarios en el blog, pero, la verdad, todos me han llegado muy dentro.

Quizá tus palabras hayan sido en algunos momentos desgarradoras y, por éso, hayan producido una profunda huella en mí.

Mientras yo escribía una entrada llena de optimismo y de profundo orgullo por haber encontrado el equilibrio, tú decías que la vida NUNCA te había tratado bien, que tu camino SIEMPRE había estado repleto de escollos insalvables y anhelabas el hecho de que la muerte (tal vez) te tratara mejor.

Hoy, me alegra enormemente comprobar que la vida te ha regalado un gran día lleno de momentos FELICES.

La vida es éso Demófila, MOMENTOS, unos felices y otros más o menos desdichados, y hay que saborear ambos extremos para llegar a valorarlos en su justa medida.

Sin haber probado la tristeza, no se puede degustar la felicidad.

Creo, que cuentas, a juzgar por tus comentarios, con unos maravillosos compañeros de viaje. Disfruta de ellos al máximo, son tu regalo!

Nos pides que seamos felices y, yo, desde aquí te deseo todo lo mejor en tu camino. Que disfrutes muchos días en tu vida como el de hoy!!!

"De algunas pérdidas, nunca sabremos por qué ocurrieron. A veces, la vida te quita lo que más amas, pero por otro lado también te da lo que más necesitas"
(El maestro de las cometas)

Besos

Avatar Psicologos dijo...

No sabes como me alegro de ese viaje que has disfrutado Demofila, sin duda esa eres tú, cuando entramos en contacto con nuestro SER nos sentimos ligeros, disfrutamos, es un verdadero presente.

Gracias por tu apunte Rocío, cada día más sabia.

DEMOFILA dijo...

Rocio, gracias por tu comentario y por darme tanto ánimo, necesito amigos como tu, pero no puedo ponerme en contacto contigo, también Avatar dice que ahora soy yo, efectivamente, AHORA SOY YO, la que siempre ha afrontado todos los problemas que la vida le ha puesto frente con valentía, con entereza y, al mismo tiempo, con dureza y con crueldad, era mi manera de defenderme y lo sigue siendo.
Creo que he encontrado mi camino que llega a la felicidad, en todo el ámbito de mi ser, me siento ligera, como una pluma, creo que el último escollo que me queda lo podré superar con optimismo y con alegria, y quiero disfrutar a tope de todo lo que la vida me ofrece en el presente, y me pueda ofrecer en el futuro.
¿Sábes?. Soy abuela, tengo dos nietos preciosos, dos muñecos que me tienen loca. Tengo mi trabajo. ahora defendiendo a compañeros en un Sindicato, creo que tengo la vida llena a tope, repito, he encontrado mi camino, sin baches, sin pedruscos que me hagan caer, y, si me caigo, me volveré a levantar con toda la fuerza de mi ser, de mi cuerpo y de mi alma, a remontar de nuevo cualquier revés que me pueda poner la vida delante, la vida no va a mandar en mí, si puedo, yo voy a mandar a la vida.
De nuevo, gracias a los dos, necesito estas palabras de ánimo, de alegria y de apoyo que me ofreceis, el pasado es pasado, hay que olvidar lo malo del pasado, al fin y al cabo, ya pasó, es como un fantasma, al que hay que hacer desaparecer, y yo creo que lo he hecho, estoy feliz de vivir, tengo ganas de cantar, de bailar, de moverme, y de marcha, una marcha de horas nocturnas que me agote, porque aunque me agote, yo me repondré, y luego habrá otra.
Os quiero, de verdad, con el corazón.