miércoles, 13 de febrero de 2013

Día de éxito... y de sueños

Ayer fue un día curioso, lleno de sincronicidades.

Ayer fue un día de esos que te ponen la piel de gallina, en el que los que vienen a aprender te enseñan, en el que las personas con las situaciones más duras son las que más energía, esperanza, proactividad y pasión le ponen a su recuperación y a su libertad.

Personas que no se quedan en "eso está muy bien en la teoría" sino que, aún sin mirarte a los ojos por muchas memorias de maltrato y abuso infantil sufridas, te piden que les lleves más allá de esas memorias y con paso más decidido que justificadamente temeroso se entregan a la práctica: sentir la emoción, permanecer en el dolor, dejar que pase, estar presente, mover los músculos que te pide el cuerpo, memorizar ahora que aquello fue en el pasado, soltar lo que no es mío, atreverse, enfrentarse a lo que sobra y dejar allí lo de allí para estar aquí, en esa pequeña consulta que ayer fue un espacio sagrado.

También hubo quien tuvo éxito en el "no puedo", en el "es muy difícil" y doy fe de que no pudieron, de que consiguieron ponérselo muy difícil en su quererlo "fácil". Un éxito que no es el que me gustaría pero que respeto, sabiendo que todo tiene sus pasos, que todo tiene sus tiempos. Con la confianza plena en que como yo me imagino que si pueden algún día ellas también lo creerán y su éxito será en un sentido diferente.

Y para finalizar un día que empezó con un revelador sueño, por si me quedaba alguna pizca de duda, o quizá para disipar la de los demás, un compañero me mandó esta historia que hoy comparto con vosotros esperando que os transmita la fuerza y confianza que me transmitió a mi.

Porque por algún extraño motivo nacemos con la capacidad de si poder realizar aquello que deseamos. Por alguna mágica disposición es muy difícil no tener éxito cuando te propones algo desde el corazón. Tan difícil que tendríamos que tener cuidado con aquello que deseamos, con aquello que visualizamos, porque lo que sueñas, lo que deseas, lo que eliges... lo tienes.

¿Y si fuese verdad que construimos nuestra realidad? ¿Y si tan sólo existiese esa posibilidad? ¿La despreciarías?

video




8 comentarios:

ESA dijo...

Realmente, ¿tenemos poder para despreciar esa posibilidad? ¿O simplemente no somos conscientes de que la aprovechamos en todo momento?
Esta frase me parece clave: "También hubo quien tuvo éxito en el "no puedo", en el "es muy difícil"...". Responde las dos preguntas.

En cuanto al video, me recuerda que aquello que no tengo, más que un problema es una oportunidad. Oportunidad para desarrollar elementos que, de tener lo que no tengo, se verían relegados a un segundo plano.
El hecho de no poder realizar algo tal y como lo hacen los demás no significa que no pueda llevarlo a cabo de una manera diferente. Y curiosamente, aquello que se hace de forma diferente, suele resultar más virtuoso.

GRACIAS por este vip. TODOS tenemos ÉXITO en todo momento. No podemos elegir no construir nuestra realidad, pero sí cómo y qué construir.

ESA dijo...

Realmente, ¿tenemos poder para despreciar esa posibilidad? ¿O simplemente no somos conscientes de que la aprovechamos en todo momento?
Esta frase me parece clave: "También hubo quien tuvo éxito en el "no puedo", en el "es muy difícil"...". Responde las dos preguntas.

En cuanto al video, me recuerda que aquello que no tengo, más que un problema es una oportunidad. Oportunidad para desarrollar elementos que, de tener lo que no tengo, se verían relegados a un segundo plano.
El hecho de no poder realizar algo tal y como lo hacen los demás no significa que no pueda llevarlo a cabo de una manera diferente. Y curiosamente, aquello que se hace de forma diferente, suele resultar más virtuoso.

GRACIAS por este vip. TODOS tenemos ÉXITO en todo momento. No podemos elegir no construir nuestra realidad, pero sí cómo y qué construir.

Marta dijo...

Avatarrrrrrr, me has "contagiado" la pasión!!! ;-) Otra vez has actuado de CATALIZADOR ;-)Enhorabuena!!! :-)
Sabes? Antes "estaba convencida" de que creamos nuestros sueños.... Sin embargo, desde hace poco SIENTO que es así.... La vida ES un REGALO.... es nuestra decisión recibirlo y aceptarlo como tal :-)
MIL GRACIAS... :-D

Inma Aroca Ibáñez dijo...

GRACIAS, Antonio, GRACIAS!!!!!!
Cuántas veces me he dicho " no puedo", "no puedo más, desisto",... muchas...
Gracias porque mis brazos pueden abrazar a mis hijos, mis manos pueden escribir a mis amigos, pueden acariciar.
Sé que podré, sé que puedo. Y dejé de intentarlo para "hacerlo". Gracias a personas que me dijeron que sí podía, en las que confío, gracias MI. A que en este día del AMOR, ME QUIERO, Y ME DIGO QUE SÍ PUEDO.
Gracias!!!!!!!

Esteco Valencia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me parece flipante lo que el ser humanó puede hacer y me hace sentir un poco ridículo las veces que me recuerdo quejándome por estupideces. Muchas gracias por este toque de atención

Psicologos Madrid dijo...

Muy interesante la noticia

luciérnaga dijo...

Acompañado de un poquito de inocencia.
Gracias.