domingo, 21 de junio de 2009

La lujuria



¿En que parte de la Lujuria está el pecado?

¿En el deseo, en el grado de deseo o en aquello que se desea...?

Aunque lujuria viene de lujo, lujo viene de luxus, que es abundancia, por lo que la lujuria se refiere al deseo sexual desmesurado.

Todo parece indicar que la parte pecaminosa del pecado está en el hecho de desear a quien no es Dios. Esa es la parte imperdonable de la lujuria.

El ser humano necesita el sexo.
Aunque existen diferentes debates al respecto, el sexo es considerado una de las necesidades básicas del ser humano (remitimos a Maslow y su pirámide de necesidades). El sexo, junto al hambre, la sed, el sueño y la agresión (también la
temperatura) son las necesidades más básicas en la escala de las motivaciones humanas. Si bien, estas motivaciones son compartidas por muchos de nuestros "primos-hermanos" los mamíferos y sin ellas no podríamos vivir.
Cuando hablamos de debate nos referimos a que es evidente que el ser humano puede vivir sin sexo y sin agredir, en cambio no puede sobrevivir sin comer, sin beber o sin dormir. El tema es, ¿Y sin sexo, como nos reproducimos?

Por eso, el sexo es permitido por la religión católica: siempre bajo determinadas condiciones y premisas, como el matrimonio.

Lo peligroso, por tanto, aquí, es el deseo.
Alguien dijo que a cada deseo le precede un sentimiento, y así es. Al deseo sexual le precede el sentimiento de atracción. Los sentimientos no son sino las emociones básicas (como la rabia, la ira, el miedo, la tristeza, la alegría, la sorpresa y el asco...)
transculturales y de nacimiento... teñidas de cultura. El amor no es una emoción, es un sentimiento. Y puede preceder, o no, al deseo sexual (no siempre amor y sexualidad van de la mano) pero lo que si hace, el deseo sexual, volvernos mortales, dirigir nuestra mirada y atenciones a otro ser humano, y no a Dios y a quienes lo representan.

El mecanismo de regulación de las religiones ha sido en muchas ocasiones el miedo. Por eso, todo lo relacionado con lo sexual ha tenido connotaciones tan negativas. La masturbación provocaba ceguera y las relaciones sexuales fuera del matrimonio o de la pareja bendecida por Dios, desgracias. Las enfermedades de transmisión sexual han sido en la mayor parte de los casos las más estigmatizadas. En muchos casos su fácil curación se ha visto complicada por el secretismo, por miedo o vergüenza, de quienes las padecían.

Todo lo anterior redujo la sexualidad, esa preciosa comunión entre dos seres humanos, a la mera procreación. Grandioso fin,
evidentemente, pero que olvida otros factores como el placer, el descubrimiento del propio cuerpo y el de la persona que está a nuestro lado. Y es que, vivir la sexualidad de una manera sana, desinhibida, compartida con quien realmente deseamos, puede convertirse en uno de los principales regalos de esta vida. Además, significa una aceptación incondicional de nuestro propio cuerpo, de nuestro propio ser... y nos recuerda que dándonos con amor, solo recibiremos amor. Y sólo desde el amor podemos curar nuestras heridas.

Por último, como en todos los pecados anteriores, el factor del equilibrio es de vital importancia. El último factor de los propuestos en la lujuria, la abundancia es un factor determinante porque de nuevo encontramos en el exceso una defensa. Igual que el sexo puede ser un vehículo para entrar en conexión con nuestro ser, su exceso puede ser utilizado para justamente lo contrario, alejarnos de nosotros mismos. La búsqueda constante de sexo suele ser una huida hacía adelante para no pensar o no sentir la conexión con nuestro ser, a través de la continua conquista alimentamos nuestro ego, cogemos seguridad, una seguridad ficticia y frágil que nos lleva a necesitar más y más para poder sostenerla, pero que no nos permite un segundo para enfrentar lo que más miedo da, nuestro propio vacío, ese vacío del que intentamos huir a través de una hiperestimulación que nos mantenga permanentemente ocupados y distraídos, con la sensación en cada excitación de estar llenando algo interno y tras cada orgasmo de volver a sentir ese inmenso vacío.

29 comentarios:

MC dijo...

Me recuerda al tema de la gula.
¿Pero dónde están los límites del exceso en la lujuria?
En la gula me fue fácil reconocerlos, pero en la lujuria no tanto...

Avatar Psicologos dijo...

La verdad es que es difícil poner un limite entre cuando una conducta es normal y cuando es exagerada, la propia función defensiva del exceso hace que todavía sea más difícil verlo.

La clave nos la suele dar el cuerpo, cuando hacemos las cosas desde el equilibrio nuestro cuerpo se siente bien, pleno, cuando vienen sensaciones de ansiedad, de malestar, de irritación, rabia, etc entonces es señal de que algo no va bien, que nos estamos pasando o que tenemos un problema con eso. Como hemos dicho en otros post, es necesario tener una honestidad muy fuerte con aquello que sentimos porque el autoengaño está en la base de la mayoría de los problemas que se alargan.

el piano huérfano dijo...

sabes algo?
te cuento un secreto
yo quiero sentir esa lujuria aunque sea una vez....Perder los limites, pueda que no de eso se trata del todo el post, pero mira pongo un deseo en tu magnifico blog.

Piano huerfano-hoy mas que nunca

Avatar Psicologos dijo...

Bueno, no creo que una vez pueda ser considerado como un exceso... más bien me parece que el desequilibrio viene por el otro polo, el de la escasez... y a mi me parece igual de pecado no disfrutar de los regalos que se nos han ofrecido, incluida la piel...

En cuanto a perder los límites, tampoco creo que tenga que ver con la lujuria, cuando conectamos con otro ser humano y compartimos nuestra intimidad el objetivo es poder perder los límites, dejar que el intercambio sea fluido y completo, desde el respeto, el amor (el amor como concepto general, no exclusivamente el amor romántico) y la pasión, por unos instantes fundir nuestros cuerpos y conectar con la sensación que somos parte del Todo, porque cuando trascendemos nuestro ego entramos en contacto con el alma que nos permite sentirnos Uno con el Universo. Esa es la magia de la sexualidad, que a través del contacto y la común unión con otro entramos en contacto con nuestra esencia y en común unión con el Universo.

Así que date permiso piano si así lo sientes.

Anónimo dijo...

Entro en este blog buscando otra cosa en google y aprovecho lo que he leido para preguntar algo que a mí me sucede a menudo con una persona.
Hay alguien que me atrae bastante, desde hace tiempo, pero sin sentimientos, es decir, atraccion sexual solamente, no se si le atraigo yo tambien y reprime su deseo por alguna razón, por respeto, o no se. ¿Es lujuria? porque yo no lo siento así.
Gracias y disculpa si no me expresé bien.

DEMOFILA dijo...

¿Puede este osito ayudar un poco sobre el tema de la lujuria?.
Dedicado a todos los contertulios se este blog.
▒▒▒▒▒█▓▒▒▓█▓▓▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
█▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
█▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████
Avatar, espero que no te moleste esta broma, es simbolo de mi cariño por todos.
un beso

Avatar Psicologos dijo...

Estimado anónimo, personalmente no creo que desear a alguien solo sexualmente sea lujuria, es simplemente atracción sexual. Ahora me parece más importante el tema de que la otra persona se sienta atraída por ti, muchas veces cuando alguien no demuestra atracción no está reprimiendo nada, simplemente no la tiene. Siempre puedes iniciar tú el tonteo y ver como responde pero... si no responde cuidado con pensar por la otra persona y justificar que no lo demuestre con represiones, timidez o lo que sea, lo fundamental tanto en el amor como en el sexo es el respeto y eso significa escuchar al otro no oír lo que nosotros queremos oír. Suerte con ello y bienvenido/a.

jackson dijo...

no pongamos limites a la imaginacion.
el unico sitio donde podemos perder el respeto sin tener q pedir disculpas

EL PRINCIPITO (DESDE SU REINO) dijo...

Amigo Avatar,
Cómo se nota que lo tuyo no es la lujuria. A duras penas nos has podido dar una somera explicación al respecto, y eso que has tenido sobrada ayuda externa. Por más que te leo y te releo, sigo teniendo la morbosa sensación de estar leyendo a una especie de Madre Teresa de Calcuta hablando de sexo.
(Luego dirás que me meto contigo y me volverás a vetar en tu blog,lo sé)

Según tú, todas las sensaciones y deseos humanos tienen que pasar por una especie de filtro controlador o 'gendarmería policial' que nos autorice a sentirlas y a disfrutarlas en plenitud. Y claro de ahí vienen todos tus avatares.

Teniendo en cuenta que lujuria viene del latín 'luxus' (abundancia y deseo incontrolable por mantener relaciones sexuales) No es de extrañar que quienes nunca han sentido esto tengan dificultades en el tratamiento del tema.
Mi querídisima Demófila ha estado muy acertada con el osito, (una bromita ácida para ti Avatar diría yo) Al amable 'anónimo' que dice sentirse atraído por otra persona, antes de que se te ocurra enviarle a la 'gendarmería' para que le den licencia, pague la tasa, sufra una interminable cola para rellenar los consiguientes papeles burocráticos y que al final del trámite reciba una 'autorización' en su correo que diga: ¡ESTE TRIBUNAL CONSIDERA QUE USTED ES VÁLIDO Y REÚNE TODOS LOS REQUISITOS PARA AMAR! Yo te digo 'anónimo' ¡ni caso!, ama y fíjate bien a quien lo haces, eso sí. Y añadiría algo más, y es que a veces somos correspondidos en la atracción sexual y emocional en mayor medida de lo que imaginamos, pero no siempre el otro es suficientemente valiente como para admitirlo. Si te ignora la otra persona, puede que sea timidez (claro que sí) o inseguridad, o miedo o qué sé yo... mil cosas se me ocurren, sigue observando a ver qué hay detrás de todo eso, ánimo y suerte anónimo!

Por cierto Avatar, me muero por saber qué opina mi querida Julieta de la lujuria, ñañañaññañañaña, me muero... hace tiempo que no la veo por San Miguel. Dale la 'condicional' y permítele que nos lo cuente en tu blog. ¿O acaso también está vetada igual que yo?

Siempre a vuestros pies.
EL PRINCIPITO

loose dijo...

Lo leí antes y vuelvo a leerlo ahora y, en serio, no se qué opinar al respecto. Respondes a algunas de las cuestiones que me surgieron cuando lo propusiste pero aún no logro esclarecer el significado del término en cuestión.
El deseo va unido al vacío, a la necesidad, al exceso...??
Se puede considerar la atracción sexual como "deseo"??
Se puede pecar de lujuria aunque los deseos sean satisfechos y a consecuencia de la atracción sexual se sienta la "necesidad" de más??
Cuál es el límite de esa satisfacción??
La lujuria no se puede "medir como exceso de..." Porque no para todo el mundo será el mismo.
Y reprimirse...como se comenta con anterioridad,...También va unido al vacío??

Como ves, vuelvo espesita de los cursos y de los "días de..." Así que si estoy mezclando las merinas con las churras..."me lo explique"...

Un beso.

Avatar Psicologos dijo...

Jackson, desde luego que en imaginación lo que quieras... de obra quizá podamos hacer daño a alguien, pero de pensamiento... todo lo que queramos!

Principito, que te voy a decir, en el post hemos hecho todo lo mejor que hemos podido, como siempre, precisamente los comentarios están para mejorar, completar y aportar a lo que nosotros escribimos. En cuanto a tus consejos a anónimo yo simplemente tendría cuidado en obviar lo que la otra persona siente por nosotros y pensar (cuando no somos correspondidos) que es por represiones o timideces, porque ese es exactamente el discurso del maltratador y del abusador. "Como yo te "amo" (lo de amor en comillas dobles porque eso no tiene nada que ver con el amor) o te deseo tú también debes hacerlo conmigo y si no lo haces yo te tengo que educar para que lo hagas porque en realidad es que tú no te das cuenta y yo se lo que sientes mejor que tú". Y esa educación a veces es a golpes, a llamadas de teléfono, a mensajes, a insultos, a... pero el maltratador(a) siempre piensa que tiene razón y que el resto del mundo está equivocado. Es un tema que tristemente tenemos con mucha frecuencia en consulta últimamente.
Así que, incluso en los temas de la emoción que es verdad que no se le deben poner filtros controladores (no se donde me has visto defender eso), lo suyo es respetar al otro y, si es tímido, quizá le ayudemos más si no se lo hacemos todo nosotros y así le damos la oportunidad de superar sus temores para poder realizar sus deseos.

Loose, el tema a mi me parece muy difícil porque es complicado establecer las líneas que separan la salud de lo que es enfermizo. Obviamente desear no tiene nada que ver con vacíos, desear es lo que nos mantiene vivos y nos estimula a movernos por aquello que deseamos. Precisamente la falta de deseo, o pensar que el deseo es inalcanzable, es lo que caracteriza a la depresión. Para mi atracción y deseo son dos maneras de decir lo mismo y, por supuesto, el sexo se puede desear, de hecho es uno de los deseos (atracciones) más fuertes, supongo que por el placer que lleva asociado (y no solo de sensaciones físicas sino también por la conquista y la comunión con otro ser).

Pero la lujuria es un exceso, es solo pensar en ello, es nunca tener suficiente, es acceder a la perversión (por favor, no confundir con la sana imaginación y fantasía) porque nunca se encuentra una satisfacción. Eso es lo que indica que hay un vacío, un deseo permanente que hagamos lo que hagamos nunca se satisface, como si metiésemos agua en un cubo con un agujero en el fondo, da igual el agua que metamos, siempre lo encontraremos vacío.
Y por último, la represión no va conectada al vacío sino al miedo, nos reprimimos por el temor a las consecuencias de lo que hacemos/deseamos, con eso ha jugado la iglesia católica controladora, con el miedo y el castigo para promover la represión y el control sobre la gente. Reprimir es no hacer aquello que deseo hacer, cortarme el deseo desde dentro, no porque el otro no quiera sino porque yo no me lo permito. Muchas veces se unen porque es fácil pasar de la represión extrema a la perversión, al final los extremos se tocan y todo lo que reprimimos nos acaba manejando.
Y por supuesto que cada persona es diferente y tiene diferentes umbrales, vuelvo a tomar al cuerpo como aliado porque normalmente cuando algo va mal nuestro cuerpo nos avisa con sus síntomas.
Espero haber podido aclarar algo, aunque repito, creo que el tema se las trae... la línea entre normalidad y patología es muy muy difusa...

DEMOFILA dijo...

Avatar, el osito no era una broma, en un regalo de cariño, te mando dos y es que te quiero, tu lo sabes, procuraré venir otra vez con otro para que te quieran todos tus contertulios, muchisiiiimo.
Hay personas que están equivocadas, respecto a todo esto, yo no gasto bromas, soy muy seria y formal, el cariño se siente en el corazón, las mentes oscuras no pueden comprender este, porque nunca han tenido corazón para sentirlo.
Aqui te dejo la muestra de mi cariño, sin bromas, con alegria y felicidad, de tenerte y tener tu ayuda, no quiero ninguna otra:

▒▒▒▒▒█▓▒▒▓█▓▓▓▓▓▓▓█▓▒▒▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓█▓▓▓▓▓▓█▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓██▓▓▓▓▓██▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒█▓█▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒███▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▒▒▓▒▒▒█▒▒▒▓▒▒▓▓█
▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▒▒▒▒▒▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓███▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒█▓▓▓█▓▒▒▒▒▒▒▒▒▒▓█▓▓▓█
▒▒██▓▓▓█▓▒▒▒██▒██▒▒▒▓█▓▓▓██
▒█▓▓▓▓█▓▓▒▒█▓▓█▓▓█▒▒▓▓█▓▓▓▓█
█▓██▓▓█▓▒▒▒█▓▓▓▓▓█▒▒▒▓█▓▓██▓█
█▓▓▓▓█▓▓▒▒▒▒█▓▓▓█▒▒▒▒▓▓█▓▓▓▓█
▒█▓▓▓█▓▓▒▒▒▒▒█▓█▒▒▒▒▒▓▓█▓▓▓█
▒▒████▓▓▒▒▒▒▒▒█▒▒▒▒▒▒▓▓████
▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▒▒▒▒▒▒▒▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒▒▒█▓▓▓▓▓█▓█▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████▓▓▓▓▓█▓▓▓▓▓████
▒▒▒▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█▒█▓▓▓▓▓▓▓▓█
▒▒▒▒▒████████▒▒▒████████
Pasa este osito a las personas qe quieres muchisimo y no quieres que cambien nunca. (espero recibir el osito).

Si recibes entre 2-4 ositos te quieren
Si recibes entre 4-8 ositos te quieren mucho
Si recibes entre 8-10 ositos te quieren muchiiiisimo

Ahora hablaremos de la lujuria, de ese pecado que al parecer ninguno entendemos. Debemos pensar que el límite de la lujuria lo ponemos cada uno, cada uno nos trazamos nuestras metas. Si no estamos satisfechos sexualmente, si nos masturbamos, no creo que sea lujuria, es autosatisfacción, esto no es malo, dicen que lo castiga la Iglesia, ¿con qué?, ¿qué pasa con los curas pedófilos?, al parecer, según la prensa se hoy hay un 2% que lo hacen, la iglesia los tapa ¿por qué? ¿no pecan los curas?, esto es peor, los curas se entienden que deben dar ejemplo.
Respecto al vicio, las ninfomanas, esto es una enfermedad, un deseo sexual insaciable, ¿nadie se ha parado a pensar en esta enfermedad sesual?, creo que estas personas no pecan, les supera su enfermedad, nunca están satisfechas, no lo hacen por amor ni por dinero, sino por vicio, su enfermedad les vence.
También creo que hay otra manera en que la naturaleza te ayuda a tener placer sexual, cuando sueñas, esos sueños eróticos, no despierto ni dormidos, como en un estado de inconsciencia, te lleva al mundo del sexo, te arrastra, sin querer, y llegas a sentir el orgasmo, esto es natural.
Bueno habría mucho que hablar, fantasias sexuales, hay muchas, fantasear no es malo, no se hace daño a nadie.
Espero pensar un poco más, la lujura es un tema bonito para hablar y desarrollar, y además nos desahogamos con estos comentarios.
Un beso, no soy ninfomana, Demofila, solo una persona que quiere amor y placer, como todo el mundo.



EL PRINCIPITO (QUIERE UN OSITO) dijo...

De acuerdo amigo Avatar, tu alusión al 'maltratador' hace que tu anterior comentario al 'anónimo' que se siente atraído por otra persona, adquiera sentido.
No lo había visto desde tu perspectiva. Pero mi alusión era bastante más sencilla, simplemente quería diferenciar entre dos tipos de INDIFERENCIA, una la indiferencia típica del que no siente nada por ti y le da lo mismo lo que tú sientas, en ese caso lo mejor es olvidarse de la persona en cuestión y mirar hacia otro lado sin más (ese tipo de indiferencia nunca pasa desapercibida) pero hay otro tipo de INDIFERNCIA pretendida, es decir la otra persona también se interesa por ti tanto o más, pero por razones varias que pueden incluir la timidez, el miedo al rechazo, la inseguridad, la baja autoestima y no sentirse adecuado o a la altura de la otra persona, puede desencadenar este tipo de INDIFERENCIA PRETENDIDA que también es reconocible a primera vista a menos que esa persona sea un gran actor/a y tenga como hábito en la vida enmascarar lo que siente.

Amigo Avatar en cuanto a lo de los 'filtros' ya he puesto el cronómetro para contabilizar la cantidad de veces que haces alusión de una u otra manera al hecho de: 'darse la oportunidad de amar' 'darse permiso para amar' 'derribar muros' 'saltar fronteras'... lo que te digo: PASAR POR LA GENDARMERÍA ANTES DE ATREVERSE A AMAR.

Demófila, damisela mía, no te hagas la INDIFERENTE conmigo, desde aquí puedo oler tu necesidad apremiante de amor. No seas tonta y mándame un osito.

Siempre a vuestros pies,
EL PRINCIPITO

loose dijo...

Ah!! Pues muchas gracias por la aclaración. Creo que ya encauzo el tema....
A ver...Se podría definir o tal vez, caracterizar, la lujuria como la eterna consecución por parte del individuo, de la "necesidad" de satisfacción.....??

Gracias.
Un besito.

EL PRINCIPITO (PUNTUALIZANDO) dijo...

Amigo Avatar se me olvidaba recordarte que tú y yo nos dedicamos a lo que nos dedicamos gracias a que emocionalmente hablando, muchas cosas no son lo que parecen, e incluso a veces son justo lo contrario de lo que aparentan ser. Más allá de los libros, de las carreras y Másters de Psicología, cursos, congresos, especializaciones y un larguísimo etc. Lo cierto es que la mente humana es algo complejísimo. Si todo fuera tan facil y tan obvio como tú nos lo pintas ¿Qué sería de nosotros? Tendríamos que darnos prisa en buscarnos otra profesión amigo mío.
Aunque no lo reconozcas en tu propio blog, yo sé que tú lo sabes...

jackson dijo...

AMEN

DEMOFILA dijo...

Como os dije he estado pensando sobre la lujuria, y he llegado al convencimiento de que este pecado en sí no existe, son la iglesia y la sociedad las que nos han hecho ver en esto un pecado.
Es bonito amarse, sentirse uno, unir las almas y los cuerpos, acariciarse antes de hacer el amor, lentamente..., por todo el cuerpo, y así, cuando lleguemos al climax, los dos seremos uno, uniremos nuestros cuerpos hasta sentir que los dos son uno sólo.
También he pensado que hay dos tipos de atracciones, física y por amor, pero a veces, la física es más fuerte que la del amor, las dos en una son maravillosas, con las dos nos sentiremos satisfechos, y si realmente queremos más de lo mismo, no creo que sea lujuria, es un deseo sano de amar y sentirse amado.
En la pareja, si logramos mantener el encanto del primer día, siempre querremos estar con nuestro compañero o compañera, eso es lo esencial, vivir y envejecer juntos, con la ilusión del primer día, y compenetrarse, porque así es como se llega más facilmente al orgasmo, ya que el uno conoce palmo a palmo el cuerpo del otro.
¿Quién dice que yo necesito amor?, lo tengo todo, me siento amada y cuidada, y devuelvo ese amor con creces, no deseo nada más, después del amor lo más importante es la salud.
No sé si estaréis de acuerdo con mi criterio, es una opinión muy personal.
Besos para todos.

Anónimo dijo...

Gracias avatar.
Creo que me resolviste la duda.
Saludos.

el piano huérfano dijo...

la huida es lujuria?
que haces cuando no quedan islas para naufragar......donde esta el limite?
que es lo normal lo que no es lujuria...
preguntas de un tonto piano

Avatar Psicologos dijo...

No piano, la huida no tiene nada que ver con la lujuría y si tiene que ver es porque sería justo su contrario y ya se sabe que los contrarios se tocan.
A veces tenemos tanta fijación por encontrar una isla en la que naufragar que nos olvidamos de estirar las piernas y tocar el fondo que está bajo nosotros. Ese tópico tan real de buscar fuera lo que solo podemos encontrar dentro.
Y en caso de naufragio real y necesitar rescate hay que lanzar un S.O.S., marcar un número.

el piano huérfano dijo...

si fuera tan facil marcar el S.O.S si fuera tan fácil conocerlo
aceptarlo
dejarlo entrar
cuchillarlo sangrar, para nadar en direccion contraría, si fuera tan fácil.........
reconocer lo malo y lo bueno de lujuria, no no tiene que ver con mi isla de sueños, aquella isla que tanto deseo naufragar....olvidar...amar...
perdonar..para poder vivir

esa es locura

mc dijo...

Hay veces en que sólo quiero más.
Pero me llega el vacío, el miedo a esa falsa sensación de plenitud. Entonces surge el rechazo a mis propias sensaciones, a mis deseos, rechazo al otro, al compañero, sin motivo ni razón.
Es una extraña sensación de querer controlarlo todo, que hace que todo se descontrole cada vez más.

Anónimo dijo...

Hola: queria dejarles una inquietud de lo que me pasa: Tengo 41 años, 14 años de casado y si bien nos llevamos "normalmente", mi deseo sexual hacia otra persona se me presento de una manera que jamas me habia pasado en mi vida, ella quiere tener una relacion ocasional conmigo pero yo no lo hago por "respeto" el tema es que no lo puedo controlar, me duele el estomago, estoy nervioso, inestable y frustrado, y no pasa por amor, es un deseo casi incontenible. La consulta seria "y si lo hiciera se me iria todo lo que siento" todo eso negativo que me ocurre? inclusive hasta mi mujer lo esta notando cosa que empeora aun mas las cosas. En fin: tendria alguna explicacion lo que me ocurre? Cual seria la salida correcta? en fin atte. fabian

Avatar Psicologos dijo...

Anónimo, la pregunta que nos planteas es muy difícil de contestar porque... ¿cual es la respuesta correcta? ¿Cuál es la decisión correcta que debes de tomar? Quizá el problema sea porque no hay una respuesta que sea buena y otra que sea mala, hagas lo que hagas tendrá positivo y negativo por igual y en este tipo de situaciones o elegimos según nuestros valores y los reafirmamos o tomamos la oportunidad para cambiarlos y acercarlos a lo que realmente somos. Las opciones son infinitas, parece que son tus valores morales que son los que han puesto freno a saciar tu sed, si los rompes podrías estar traicionandote a ti mismo porque son los valores los que guían tu vida pero... ¿son esos realmente tus valores o son aprendidos? Al mismo tiempo tu emoción empuja a tu razón a justificar ese deseo y realizarlo. Y como tenemos un montón de ingredientes (pasión, atracción, moral, etc.) podemos conseguir un gran número de platos, podría suceder que tener un encuentro sexual con otra persona fuera beneficioso para revitalizar tu pareja, podría suceder que cuando tuvieras una relación sexual con un alto componente pasional más tarde tu vida sexual con tu pareja se debilitará porque no tendrías esos niveles de excitación, o podría suceder que tras saciar esa necesidad, tu moral decidiera castigarte haciéndote sentir culpable, y en el caso que no lo hicieras podrías arrepentirte sobre todo en los momentos en que la pareja no funcionara bien o... Como ves hay un número infinito de posibilidades y ninguna de ellas es sólo buena o sólo mala, así que no hay una respuesta correcta, por eso es tan difícil para ti. Pero por otra parte eso significa que tampoco puedes equivocarte, parate, mira en tu interior, déjate guiar por lo que sientes dentro y aprende de lo que hagas. Si decides seguir tus valores, cada vez que te venga el malestar corporal siéntelo y se consciente del motivo por el que lo haces. Si decides dejarte llevar por la pasión siéntelo e investiga el por qué a pasado igual es una señal que indica que algo hay que cambiar en tu pareja o en ti mismo. Pero sobre todo, cambia culpa por responsabilidad o por aprendizaje. Ya sabes, no puedes acertar, no puedes fallar, pero a la vez seguro que aciertas y mientras sientes el dolor de la renuncia a algo.

Anónimo dijo...

Mi nombre es Fabian y les deje una inquietud sobre lo que me estaba sucediendo y la respuesta es mucho mas de lo que esperaba escuchar, por lo positivo de vuestra opinion. Podria extender un poco mas: mis valores son asi, soy muy leal a mis principios, y con respecto a mi matrimonio, las relaciones intimas las debo provocar yo, ya que (no acuso) del lado de mi pareja son bastantes escasas, ahora, esta mujer que se me presentó habia sido novia mia a los 17 años y nos encontramos mas de veinte años despues!! ella solo (creo) quiere cerrar esa historia y yo tambien, la atraccion es mutua, la historia tambien, el deseo es enorme, pero y lo tengo claro, es solo deseo sexual nada mas, quiero a mi familia y a mi hijo y todo eso es como que me condiciona, cosa que creo esta mal, a la vez siento y se que hay cosas en mi pareja que no andan bien, pero para ella esta todo bien, para mi no, ella es hija unica con fuertes lazos moralistas que los unen a sus padres a veces de forma irritante, y creo que esa inseguridad la manifiesta en mi pero como su PADRE, ya que generalmente las decisiones las tomo yo, reconozco la falencia de algo en nosotros seguro, esta situacion es totalmente ajena a la pareja o familia, y con respecto a mis valores morales, si a uno se los han impuesto desde chico, cuando hablo o estoy con esta chica me siento bien y me divierte es como un soplo de aire fresco, pero nada mas, muchisimas gracias por su opinion espero resolverlo de la mejor manera posible y cabe alguna opinion bienvenida sea!! Ah un detalle: esto me viene pasando hace mas o menos desde 4 o 5 años, de desear a otra mujer otra piel es eso el bienestar de saber o poder disfrutar de nuevo algo nuevo.

Ernesto Rojano dijo...

Hola, mi nombre es Ernesto, estoy apunto de publicar una revista que tocará temas controversiales y el primero habla precisamente de la lujuria. En la publicación viene la opinión de la revista, un punto de vista religioso y uno médico, y es precisamente buscando este último como encontré esta página y me pareció muy bien abordado el tema y me gustaría incluir fragmentos del mismo en mi revista, no se a quién me pueda dirigir o quién me pueda autorizar esto, obviamente pondría su dirección electrónica para que sepan de dónde salió la opinión médica y me gustaría acudir a ustedes para otros temas, sin más por el momento les agradezco su atención.
e-mail: barakdp@hotmail.com

martin briceño dijo...

mmm:es posible pensar que la lujuriaes un noumeno que esta mas alla de la comprension de la psicologia humana.Nunca he estado de acuerdo con que ofendan el conocimiento psicologico de la sexcualidad.pero a todos los criticos enfermizos o compulsivos deben saber que por mal manejo de la sexualidad han caido hasta imperios en nuestra historia
son muchas las relaciones que se pierden por el comportamiento derramante o por el puritanismo.
notas como la de avatar por lo menos es un intento por ganarle terreno a DON TABU que siempre a jgado a adulteral algo tan sagrado como lo es el acto creador....y por supuesto alli esta la lujuria.
dicen que lo aqui dicho son babosadas...yo pregunto...
alguien tiene algo mejor que aportar...

martin briceño dijo...

espero en todo caso respuesta de avatar para saber su opinion respecto a mi comentario

Danny dijo...

lujuria.. dulce pracer de tentacion.. estas dispuesto a enfrentarte alas concecuencias de esta? dios me anpare¡¡ jaja todos cometemos este pecado, no tan intenso como otros, cuando se cae en este "avismo" es dificil de salir.
todo depende de la fuerza de voluntad que tenga cada persona