lunes, 9 de febrero de 2009

El sufrimiento del abandono

Una de las cosas que más nos hace sufrir cuando una relación se rompe es esa necesidad de la mente de encontrar una explicación.

El ser humano, como el resto de los mamíferos con quienes comparte el sistema límbico, tiene una fase de su vida en la que es completamente vulnerable y dependiente de que otro, un adulto, le cuide. Esta fase de nuestra vida es especialmente importante porque en el caso de ser abandonados moriríamos (o eso siente un niño que no sabe nada de servicios sociales, etc.). ¿Y qué nos asegura que no seremos abandonados? El Amor. El cariño de nuestros padres es la garantía de que nos cuidarán y, por tanto, sobreviviremos en este mundo que nos desborda.

Cuando se producen conflictos en la percepción de este amor la sensación que acompaña a dicha carencia deja una huella de peligro grabada en nuestro sistema límbico que nos influirá toda la vida, ya hemos comentado otras veces que la emoción decide y la razón justifica, que las estructuras de sistema límbico reaccionan unos instantes antes de que la información llegue a la parte racional. Esta situación provocará con mucha probabilidad un conflicto emocional situado en una parte de nuestro cerebro muy inconsciente y de difícil acceso racional. Y lo importante, repito, no es haber recibido amor sino haberlo sentido seguro, por mucho amor que nos hayan dado si no hemos sido conscientes, no lo hemos percibido como seguro o no se nos dió de la manera en que necesitábamos entonces es como si no existiera.

Todos hemos sido en algún momento dependientes, y hasta cierto punto lo seguimos siendo, y si no hemos transitado con seguridad esa etapa, cada vez que en nuestra vida tengamos la posibilidad de un abandono emocional nuestro sistema límbico disparará la señal de peligro grabada cuando éramos niños, es decir una señal de peligro vital, y nuestra mente racional tratará de buscar desesperadamente una solución. Esta solución puede venir por varios caminos, una es tratar por todos los medios que el otro no nos abandone (como niños indefensos que se mueren sin el adulto que les cuide), otra es encontrar una explicación que por lo menos nos de la seguridad de que somos dignos de ese amor que perdemos y que seremos merecedor de él en el futuro (pero volvemos a depender de que otro nos quiera para sentirnos seguros).

Por eso en una ruptura le damos tantas vueltas a lo que el otro ha hecho, a por qué nos ha dejado y, sobre todo, tratamos de buscar una explicación que nos dé cierto poder sobre lo que ha pasado para poder controlarlo. El problema es que la mayoría de las veces las razones de una ruptura amorosa son inexplicables racionalmente, en ocasiones aunque todo vaya bien hay algo que no funciona a nivel emocional, la pasión, el deseo, la conexión o la magia se han ido. Otras veces el problema es exclusivamente de la otra persona que puede tener miedo al compromiso, no desea lo mismo que nosotros o no siente las cosas de la misma manera. O incluso que a veces las cosas, simplemente no son.

Así nos encontramos en un callejón sin salida, si nos culpamos a nosotros tenemos más control pero nos llenamos de la inseguridad de no sentirnos validos y eso, si tenemos un conflicto, es un peligro vital. Si le echamos la culpa al otro quizá nos sintamos más seguros pero perdemos el control de la situación, depende del otro, y también saltan las alarmas. Por eso las rupturas emocionales son tan dolorosas y los estudios dicen que incluso se sufre (de sufri-miento) más cuando pierdes a la pareja por un abandono que cuando se muere (que provocaría más dolor).

Quizá la única salida a este embrollo sea construir una relación con nosotros mismos que nos permita llenar de ese amor que no percibimos a ese niño que un día fuimos, a esa parte de nosotros que sufrió carencias y arrastra la inseguridad. Quizá por eso tanta gente opina que para querer a otro de una manera sana primero tengamos que querernos a nosotros mismos. Mientras busquemos esa seguridad fuera siempre nos sentiremos en peligro y necesitaremos al otro para sentirnos seguros. Y la necesidad siempre ahoga al Amor, porque el Amor por definición siempre es libre.

31 comentarios:

Raquel dijo...

Bueno, en cierto modo, debo decirte que si alguien nos abandona por lo menos que nos dé una explicación,tampoco es mucho pedir, yo sigo esperando desde los 11 años hoy tengo 38 y todavia no me han dado la explicacion que puede justificar mi abandono.
Tenemos derecho los abandonados saber el por que nos abandonas,
tenemos que saber que la responsabilidad del abandono no siempre es nuestra (digo eso por quitar la palabra culpa que no me gusta)
Que pueda que con esas preguntas nos llevamos a un pozo sin salida, es probable, que los cobardes que nos han abandonado no quíeran dar la cara, y nos hacen sufrir
lo que tu llamas sufri-miento.
y yo llamo dolor.

Avatar Psicologos dijo...

La mayoría de la gente que abandona no tiene un motivo claro para hacerlo así que esperar una explicación es una pérdida de tiempo que lleva al sufri-miento. Y es un sufri-miento exclusivamente nuestro porque nadie tiene la capacidad para hacernos sufrir (quizá si de provocarnos dolor). La persona abandonada no suele ser responsable del abandono (y a los 11 años seguro que su responsabilidad es cero) y si lo es dudo que se permita entender las razones, es más fácil pelearse con el otro que con nosotros mismos así que siempre tendremos una mentira disponible para culpar a los demás.

En el caso del abandono de una niña no hay justificación posible, pero esperar una explicación es una absurda manera de abandonarte a ti misma, de abandonar la posibilidad de ser libre, de ser feliz. En tu mano está dejar de reproducir la historia y regalarle a esa niña Amor y atención en vez de abandonarla buscando un "por qué". Si por mi fuera yo le daría a esa niña kilos de amor, que ya es hora!!

Anónimo dijo...

Si se va, que se vayan seguro que son personas vacias y con muchos miedos, tantos que le asusta su propia felicidad y se la niega y por eso huyen

Raquel dijo...

Si fuera tan fácil borrar cada parada asimilando tu palabra...No lo es, ni borrar, ni asimilar..
Si fuera tan facil borrar cada huella que me acaricío para luego abandonarme...aun asi algunos me piden que me quiera....

Si fuera tan fácil, yo no estaría tan perdida

Avatar Psicologos dijo...

Si anónimo, a veces es así como tú dices, hasta la felicidad produce miedo.

Tú sabes mejor que nadie que las cosas fáciles suelen traer pocos y limitados beneficios, desde este espacio no abogamos por las cosas fáciles sino por las que funcionan y esas suelen ser difíciles.

Anónimo dijo...

Por eso en éste espacio se aprende por que se ayuda a ver las cosas dificiles más faciles.

Julieta dijo...

A mi me costó años darme cuenta que el amor no es cuestión de suma, si no multiplicaciones...

Lo que a mí me explicaron:
0,5+0,5 = 1

Lo que yo siento...:
1x1= 1

Cada uno que decida... Yo desde luego prefiero multiplicarme...

Con respecto del tema del abandono... un tema tan delicado, pienso, como dice Anónimo, que hay personas que temen (hasta el punto de rechazar) el amor... y que por eso huyen...
Pero aunque ese forma parte del discurso racional, creo que también puedo ponerme en el lugar de una niña a quien en vez de proteger, dejaron sola, vulnerable... en primera línea de fuego..

Como decía hace no tanto... uno es el sumatorio de todos los días de su vida, y lo que no se puede cambiar es la imagen de aquella niña sola, sin comprender nada... en cambio, lo que si se puede hacer es entender que ese abandono, que es quien en cierto modo ha definido tu historia, es quien te convierte en quien hoy eres... que te obliga a luchar cada día con fantasmas a los que entiendes no deberías enfrentarte, pero que eso, paradojicamente, lo que te hace fuerte...

Mas que tratar de comprender lo que pasó, se trata de construir a partir de lo que siento...
Es mi propuesta..

DEMOFILA dijo...

Yo hace años, concretamente 39, me tiré del caballo del principe encantador antes de que él me tirara, abandoné la desgracia, los celos, el deseo de manipularme. Lo tengo muy claro, creo que nadíe se va a dar el lujo de abandonarme. No voy a dar oportunidad como no la he dado antes. Me tiraré nuevamente del caballo si esto sucede, no quiero sufri-miento, no quiero dolor, como dicen algunas opiniones, ya he tenido bastante. Sufrir por el abandono de otra persona, creo que esa persona no se merecería ni nuestro recuerdo, esto cubriría nuestro cerebro de tinieblas, quiero tenerlo claro, como cuándo el sol está saliendo, amaneciendo ese día, y otro, y otro, sin recordar lo que no merezca la pena que recordemos. Chicas, todas, a demostrar que somos fuertes, que no dependemos de nadíe, que nadie se merece nuestro recuerdo, que ese recuerdo no enturbie vuestra mente, sois demasiado preciosas y fuertes como para salir de un escollo que no os mereceis, que ellos hagan su vida, vosotros la vuestray a salir adelante, no déis ni un mínuto de vuestro tiempo a recordar a una persona que no merece que se lo dediquéis, vamos a ser valientes, y ponernos nuestras alas para volar con el viento, por encima de las nubes, y olvidarnos de todos los ruines, maltratadores, y ABANDONÁDORES, nadíe los querrá como los habéis querido vosotras, y eso es lo que merecen, ni un mínuto de vuestros recuerdos, de vuestras vidas ni de vuesto corazón, que vayan con Dios, si es que pueden, no creo que Dios les acompañe, no se lo merecen.

DEMOFILA dijo...

Solamente una frase para las abandonada, hay muchas, pero tiene que vencer el dolor y el sufri-miento:
"EL PRIMER AMOR NO MATA; SOLAMENTE MUERE CON EL ÚLTIMO"
Esperad vuestro último amor, y dejad que se muera el primero, eso os dará vida, y olvidad a esa persona que no merece ni un mínuto de vuestro recuerdo, también podéis superar el sufrimiento con la amistad, si es verdadera:
"LA AMISTAD ES UN ALMA QUE HABITA EN DOS CUERPOS; UN CORAZON QUE HABITA EN DOS ALMAS (ARISTÓTELES).
Y si, finalmente, dáis un beso, tened en cuenta que:
EL RUIDO DE UN BESO NO ES RETUMBANTE COMO EL DE UN CAÑÓN, PERO SU ECO DURA MUCHO MÁS".
Tened en cuenta todo esto y a vivir y a encontrar el último amor.

DEMOFILA dijo...

Hoy ne he leido detenidamente este blog, difiero en lo que dice, en cuanto a mi persona, yo no he sentido seguridad en el cariño recibido cuando era una niña, una niña indefensa, creo que soy independiente y autosuficiente desde esa época de mi vida.
En la adolescencia, en mi casa, tampoco me salía el cariño por las orejas, era un cariño leve, casi imperceptible, con condicionantes que dependían de la pierna con que mi madre se levantaba cada mañana. Otra vez autodefensa, independencia, querer ser libre de ataduras, incluso de ataduras de parejas, juré que nunca me casaría,
quería mantenerme independiente toda la vida, sin corsés que le quitaran la respiración, quería respirar hondo, hasta el fondo de mi ser, pero no pudo ser, empezaron mis andaduras por el mundo del amor.
Hubieron unos cuantos, la mayoría no correspondidos, tengo un carácter díficil, puedo ser insoportable e irascible, pero, no sé porque, me salían admiradores que me perseguían y me pretendían, no creo que tuviera tanto encanto.
Al fin llegó un principe, más bien feo, pero al fin y al cabo un principe, que me quería a su manera, de una manera egoista, toda la libertad para mí, ninguna para tí, solución, fuera del caballo, el principe no, yo, me descabalgué del caballo, y juré otra vez no montarme en ningún otro.
Este principe no encajó mi huida, me llamaba, me rellamaba, yo ya era libre como el viento, no quería saber de él, de su egoismo, de su depotismo, ni de sus malas maneras. Me sentía fuerte ante él, sentía dominar la situación, y creo que aún hoy la domino, quiero dominar mi vida, y lo tengo que conseguir.
Otro principe, salté a la grupa del caballo, no muy convencida, llegamos al altar, y seguimos nuestras vidas, que todavía compartimos, pero yo, aún así, me siento autosuficiente, responsable única de mi vida, no me siento atada, y, si es necesario, me tiraré del caballo de nuevo, no me importa los años compartidos, si no estoy convencida, me tiro del caballo, a mí no me tiran, no lo he consentido ni lo voy a consentir.
Mi vida ha sido un rosario de desafios, que yo he ido superando, que me han dado fuerza para hacer frente a los problemas, aunque alguna vez haya flaqueado, y me han hecho libre, como el viento, autosuficiente, independiente.
No quiero depender de nadie, ni ahora ni nunca, quiero sentirme libre como los pájaros volando a ras de las nubes, cuánto más alto mejor, hasta el cielo, libre y feliz, como me siento ahora, siempre, sin depender de nadie nunca jamás.

DEMOFILA dijo...

Durante la ausencia de avatar en este blog, me he sentido abandonada, como cuándo era una niña, no querida, he sentido sufri-miento y dolor, ahora lo sigo sitiendo, a estas horas de la noche, este blog parece estar dormido, hay comentarios sin respuestas, y respuestas sin preguntas.
Juré no volver a sentir dolor, y lo he sentido, pero lograré no volverlo a sentir, no volver a sentirme abandonada, ni volver a tener sufri-miento, lograré no volver a depender nunca de nadie, ni a esperar ninguna ayuda, aunque la siga necesitando, lograré ser libre de ataduras, no quiero ninguna atadura, las ataduras me ahogan y me hieren.
No quiero heridas, ya tengo bastantes cicatrices en mi alma y en mi corazón, con éstas valen, no volveré a sentir nada que me dañe, al menos lo procuraré, y, si puedo, lo conseguiré.
Creo que mis heridas ya han sanado y cicatrizado, no quiero ninguna más, me duelen las heridas.

DEMOFILA dijo...

¿DONDE ESTAS AVATAR?, ¿DONDE ESTÁS QUE NO ME ESCUCHAS?

Avatar Psicologos dijo...

Lo siento Demofila, pero no te entiendo, no entiendo tu sensación de abandono o no quiero entenderla porque significa que no estás haciendo lo que tienes que hacer que es sacar la capacidad de cuidar a esa niña. Mientras sigas sintiendo esa necesidad de atención permanente por mi parte (o por parte de cualquier otra persona) es que te quedan cosas importantes por trabajar y no es este blog el sitio donde hacerlo.
Aunque confío en que eres capaz de superar aquello que esquivas.

DEMOFILA dijo...

No entiendes mi sufrimiento de abandono, porque creo que nunca te has sentido abandonado.
Sé que me queda mucho por hacer, pero hago planes y el destino no me deja llevarlos a cabo. Siempre estoy sujeta a alguna obligación, que rebasa mi capacidad de ayudar y ayudarme.
Ahora he empezado mi blog,pero no lo encuentro en Google, la dirección es http://demofila.blogspot.com/. Parece que no me he dado bien de alta.
Aqui escribiré mis sentires y hablaré sobre las cosas de mi pueblo,si quieres puedes opinar, cuándo se pueda localizar, he hecho un blog de introducción, creo que este blog será un buen sedante para mi ánimo y me ayudará a expresarme, no sólo sobre psicología, sino sobre otros temas que me interesan. DEMOS (pueblo) FILA /(amante), amante de mi pueblo y su defensora.
Tengo que depender algo de tí, me has ayudado mucho, y me sigues ayudando, y a veces, te añoro, como se añora a un amigo, su calor y sus consejos, buenos, los consejos de un buen amigo, y estos consejos no se pagan con todo el dinero del mundo, como tampoco con esto se puede pagar un buen amigo, y sabes que después de mi enfermedad de han quedado pocos, no creo que pueda pasar sin tu amistad, tus palabras me consuelan y me ayudan a seguir el camino, en el que cada vez aparece un obstáculo distinto, que tengo que superar, aunque las alas me pesen, y me cueste volar sobre las nubes, para ver el mundo desde arriba, que es desde donde mejor se ve, porque esta vista nos demuestra lo pequeño que somos desde arriba, y hasta el infinito, como dice mi nieto "aba, te quiero hasta el infinito". Yo también te quiero hasta ahí, tesoro.

Anónimo dijo...

Acabo de sufrir una ruptura con la que fuera mi pareja por breve tiempo. Venía de una ruptura anterior de una relación más larga y salir de ahí me resultó duro. Aquella relación no funcionó y me dí cuenta que no tenía solución y que estaba haciendo daño a la otra persona y que no era feliz yo y tuve que dejarlo. Lo pasé muy mal al cabo del tiempo, pero creo que no caí en depresión ni nada. Fui saltando de relaciones esporádicas hasta que conocí a una chica de otra ciudad y comencé una relación a distancia. En poco tiempo me prometió todo lo que deseaba: amor, amistad, una vida en común y quise creerlo. Sin embargo sus actos desdecían todo esto y surgieron muchos conflictos. Creo que me fue infiel; de lo que estoy seguro es que me mintió repetidas veces, ya que ella misma lo reconoce aunque se niega a hablar de ello. Por todo esto tuve que dejar la relación, pero ella niega todo y me dice que tengo sentimientos de abandono, que tengo problemas psicológicos, que soy celoso, etc. Me invalida. Y no quiere darme una explicación sobre las mentiras, con lo que todo eso, que en parte es verdad, me convierte en el único responsable de la relación. Llevo casi dos meses acosándola con mensajes para que me explique lo que pasó, pero se niega. No sé que hacer, voy al psicólogo, pero no consigo salir de este bucle.

Xatzirith dijo...

Hola Avatar, he leido tu articulo sobre el abandono, quisiera que me dijeras si puedes recomendarme un libro en donde lo explique mas a detalle,todo lo que mencionas en el me esta pasando, y es algo que no me permite vivir con libertad y feliz en mi relacion de pareja, no creo ser una victima, se que son cosas que pasan, desgraciadamente afectan mucho,y no me han permitido avanzar, reconozco que no me habia dado cuenta de ello hasta ahora, pero nunca es tarde para comenzar y para trabajar esa parte de mi niña interior que me ha ocasionado tantos estragos. Que tengas un bonito dia, tarde o noche, chao.

Xatzirith_asomreh dijo...

Este es mi blog por si quisieras mandarme la informacion por aqui, creeme te lo agradeceria mucho, ha sido de gran ayuda leer tu articulo, bye.

Avatar Psicólogos dijo...

Estimada Xatzirith,

escríbeme a mi mail: adedios@avatarpsicologos.es concretándome un poco más el tema del que quieres que te recomiende algún libro y lo haré gustoso.

Un abrazo

Joan dijo...

Nunca paso por mi mente que el hombre que compartia mi vida y mis sueños futuros iba a abandonarme.
Hoy..despues de algunos dias sola y bajo lo efectos del clonazepan (administrado en una crisis de angustia)intento ,rodeada de la gente que me ama..encontrarle un sentido a mi vida.
Lo que siento es que el ser que mas amaba decidio hacerme esto y yo debo acatar su decision.No hay nada que yo ,frente a ella pueda cambiar..
Pero seguramente si podre revertir este dolor tan intenso..esa sera mi decision.
El tiempo ojala me de la oportunidad de hacerlo.
Gracias por leerme.

Avatar Psicólogos dijo...

Estimada Joan, en otro post de este blog un día decidíamos que no obtener lo que uno desea, a veces, es un auténtico golpe de suerte. Cuando alguien no deja nos deja un dolor muy grande y también un gran vacío, ase que es muy pronto para decirte esto, lo que necesitas ahora es seguir dejando que la gente que te quiere te cuide. Es curioso como teniendo tanta gente alrededor que nos quiere le demos tanta importancia al que no lo hace, paradójico, pero así somos. Bueno, lo que te decía, que nunca se sabe lo que podrá llenar ese vacío que tienes en el futuro, pero desde luego que será mejor que la presencia de alguien que no quiere estar.

Desde nuestro punto de vista nadie te hace nada cuando te deja, si acaso nos lo hacemos a nosotros mismos con como nos lo tomamos. Creo que toda persona tiene derecho a elegir su futuro y si piensa que una historia ha terminado pues, como tu dices, hay que dejarlo ir. El hombre de nuestra vida tiene que ser, por definición, alguien que está en nuestra vida y si esta persona ha decidido no estar pues... no es el hombre de tu vida, o por lo menos no el de tu vida actual y futura, quizá lo fue de tu pasado, no te quedes anclada en el pasado.

Un abrazo y mucha fuerza para transitar estos difíciles momentos que ahora enfrentas.

Joan dijo...

Gracias por las palabras de aliento,sin duda van a acompañar este trance de mi vida,dandome animo.
Se que soy una gran persona y que si bien la vida me enfrento a este gran dilema (morirme o quedarme con los mios)la luz que aun no se ha apagado en mi ,me dara el don de la vida.
Ojala pueda volver a sentirla.
De nuevo Gracias.

MARIA dijo...

Hola Avatar,

Ayer me abandono mi novio y aún no me hago a la idea, porque nos llevábamos muy bien y no me lo esperaba. Hemos estado juntos casí un año y ahora que yo le había planteado irnos a vivir juntos, me deja diciendome que no ve claro que pueda convivir conmigo. Últimamente era muy cariñoso conmigo pero siempre defendía que era mejor estar cada uno en su casa. Ahora estoy desolada culpándome por haberle presionado para irnos a vivir juntos. Aunque se que al haberle puesto a prueba me ha demostrado que no quería un proyecto de futuro conmigo. Mañana voy a ponerme en contacto con una psicóloga que me han recomendado, pues creo que necesito algo de ayuda para que este duro trance pase lo antes posible.

Avatar Psicólogos dijo...

Estimada María, te mandamos mucha fuerza para transitar este difícil momento. Me alegra mucho que hayas decidido pedir ayuda, con un apoyo las cosas suelen ser algo más fluidas y además seguro que te da la oportunidad de aprender de esta dolorosa experiencia. Ya veo que tú misma te das cuenta de lo absurdo de tu culpa y eres capaz de ver el regalo que hay escondido, todos tenemos el derecho de tener en nuestra vida lo que deseamos y ser proactiva para tener lo que deseas a veces lleva a la dolorosa consciencia de tener que renunciar a cosas que queremos porque nos damos cuenta de que no son lo que esperábamos. Renunciar a una fantasía (algo que habíamos imaginado pero que no es real) y soltar puede resultar doloroso pero siempre es un gran paso para hacer un hueco a aquello que si puede ofrecernos lo que deseamos.

Un abrazo y, una vez más, mucha fuerza en el camino

MARIA dijo...

Gracias por tus palabras Avatar, me han animado mucho. Creo que saldré reforzada de este duro trance. A veces uno aprende mucho más de una experiencia negativa que de una positiva. De momento estoy apoyandome en las personas que sí me quieren y que no son pocas. El lunes tengo cita con la psicóloga y seguro que me ayudará tanto a superar este trance como a aprender a afrontar los cambios con una perspectiva constructiva y positiva. Me gustaría que me recomendaras algún libro que me pueda resultar útil. Muchas gracias

Anónimo dijo...

Hoy fue un domingo dificil..me senti muy connmovida por los recuerdos.
Pero repasando los comentarios para darme valor relei las palabras de Demofila que decia algo asi como "el que nos abandona no merece ni un segundo de nuestro recuerdo", si bien me parece algo muy radical y casi imposible que nos suceda si amabamos a la persona que nos provoca el dolor,es como una idea positiva.

Muchas gracias Avatar y a los que participan en este blog.
Joan

Anónimo dijo...

He leído todos los comentarios sobre el abandono. En verdad sólo quien ha vivido esta experiencia tiene un saber difícil de ser comprendido por el otro que nos escucha. El sufrimiento es vivido de acuerdo a la sensibilidad de cada quien, producto de nuestra historia, de las circunstancias que lo provocan, de los deseos de los otros implicados siempre distintos a nuestros sentimientos y pensamientos por más empatía que sintamos.
Personalmente puedo decir que hace 21 años viví un abandono entre muchos que se viven en lo cotidiano de la vida, mi esposo se fue, me dejo sola, y nada pude hacer, solo culparme, culparlo, culparnos, preguntar porqué, y no encontrar respuesta, sólo sufrí mucho y el dolor era tan grande que salté de lugar, lo escondí de mis misma, como un acto de sobrevivencia, lo evadí perdiéndomo en las tareas de la vida, pero tampoco eso ayudó mucho, porque ahora ese dolor ha vuelto a surgir,bastó algo que activar el recuerdo y ahora todo vuelve a doler y peor.
Y aquí estoy tratando de atender mi niña maltrada, pues a este tiempo de mi vida sé que no hay de otra, ahora síe que hay que hacernos cargo de nosotros mismos, y nosotros mismos no abandonarnos, y si aprendemos a hacerlo, si aprendemos a cuidarnos, a amarnos, a protegernos de la adversidad y sentimos el gusto de desafiar al sufrimiento, aprenderemos este valor humano y lo haremos nuestro fin, así, nosotros nunca abandonaremos a nadie y por tanto desde esta experiencia a la mejor la podremos disminuir en nuestra sociedad.
Bueno, eso pienso, ahora siento mucho dolor, mucha tristeza, lloro mucho, vivo mi duelo, mi vieja pena buscando en medio de esta experiencia reconstruirme, de hacerme de fortaleza y de esperanza.
El sufrimiento humano, dice el Dalay Lama, que desde que nacemos lo sentimos, bien, ya sabemos esto, ahora el reto es aprender a trabajarlo para sufrirlo menos ¿no creen? Sólo espero hacerme cargo de misma y que yo no provoque la experiencia de abandono en los otros cercanos a mi... con este reto me quedo. Saludos y sintámonos menos abandonados en esta cercanía nuestra.

Venus Imperial dijo...

Leyendo el artículo recién pude entender porqué aun a mis 36 años siento temor al abandono...
Sufrí abandono físico y emocional por parte de mi padre, y por parte de madre una sobrecarga, ya q depositaba en mi sus frustraciones aplastándome...
Hoy en día , cuando voy al supermercado con mi marido y el me dice q va al baño...reviso instintivamente la cartera...llaves? estan...dinero? está...por las dudas q no vuelva poder valerme por mi misma...
y el primer recuerdo de esa sensación fue en un colectivo, de pequeña....mi madre se sentó en un asiento y me sentó a mi en otro unos más atrás...sentí tanto temor a q me dejara q se me hizo un nudo en la garganta....
Bueno...resumiendo, Gracias por este maravilloso artículo...me fue de mucha utilidad, me resulta dificil amarme y sostenerme a mi misma...pero bueno, es algo q tengo pendiente

Lut dijo...

Es muy interesante el tema del abandono y sobre todo complejo. Estoy de acuerdo con Avatar en lo que expone y creo firmemente desde la perspectiva de un abandonado que las explicaciones están de más.
Nadie puede cambiar el pasado y las cicatrices que este dejó, lo que si está en nuestras manos y es solamente nuestra es la posibilidad de cambiar el presente y como nos relacionamos de aquí para adelante. Ser responsable y acudir a un proceso serio de psicoterapia es mi recomendación.
Tengan en cuenta que; Para relacionarnos con alguien, existe algo sutil e inconsciente, cada uno pone sus necesidades en el otro y es cuando vemos la posibilidad de cubrir esas necesidades de cariño, afecto, contención, presencia, etc. Cuando nos relacionamos con el otro. Eso es poner la responsabilidad en manos de otra persona y que sin duda alguna tiene la misma neurosis que nosotros en este caso es (abandono). Lo pongo con un ejemplo burdo y sencillo para hacer la analogía. Si a ti te gusta el tenis y a mí me gusta el futbol jamás nos vamos a relacionar. De ahí la importancia de arreglar nuestros temas de abandono con el firme propósito de relacionarnos sanamente a futuro.

Yo lo llamo el triangulo de la desgracia, lo cierto es que siempre estamos jugando dentro de el y escogemos el papel que queremos representar. O eres el perpetrador o eres el salvador o eres la víctima. Pero es inevitable. Acudir a un proceso de terapia serio nos dará las herramientas para brincar a lo siguiente que nos depara la vida.

Un abrazo fuerte a todos y a trabajar...

Cpg dijo...

Hola! Para los abandonados en algún momento de su vida, que debimos ser todos los humanos del planeta en algún momento de nuestras vidas. Lo mas importante es que nos amemos y no nos abandonemos a nosotros mismos. Si hay que poner la energía en un punto, es ahí. Para los padres que te abandonan, puede ser por ignorancia, porque no pueden dar mas porque a ellos tampoco se lo dieron, porque apenas pueden con su vida, pueden ser miles los motivos, pero de seguro que van a querer la felicidad de una hija aunque ellos no puedan proporcionartela.

Anónimo dijo...

Leo este post me siento agustiada soy tia de un chikito de 3 años su madre ha tenido que huir por la situacion de seguridad y por su vida misma, como decirle a chikitin esta realidad que es probable que vea a su mama quiza a los 8 u 9 años... como no decirle que se fue por trabajo o por seguridad... en mi casa lo amamos y estamos pendientes de el... pero quiero encontrar seguridad de que es lo correcto

Avatar Psicologos dijo...

Estimada Anónimo, que una madre tenga que huir y dejar atrás a su hijo es una situación tremendamente difícil, para ella y para él. La suerte que tiene él es que tiene una tía ocupada de su bienestar que le puede reportar la seguridad, el amor y la atención que necesita. Eres su persona referencial básica secundaria, aquella que hará la labor de su madre y así a ese chikito no le faltará nada. Ahora no entenderá muy bien el por qué su madre se ha ido, pero un día tendréis que decirle la verdad para que pueda entender a su madre y recibirla adecuadamente cuando vuelva. Si tienes interés en saber lo que un niño necesita o como actuar en nuestro nuevo blog hay post relacionados, te recomiendo los que se llaman "Los deseos básicos" están en la web www.avatarpsicologos.com
Un abrazo y mucha fuerza